Benjamín Franklin decía que: “En este mundo sólo hay dos cosas seguras: la muerte y los impuestos”. O quizás tal vez no? Al menos temporalmente. En Colombia existen beneficios tributarios para las nuevas pequeñas empresas, las cuales no están obligadas a pagar impuesto sobre la renta durante los primeros 2 años, y en los tres siguientes pagan solamente una fracción.

Además, con la reciente Ley ProJóven, están exentas de pagar matrícula mercantil en Cámara de Comercio y su renovación al año siguiente, así como los aportes a Cajas de compensación familiar equivalentes al 4% de la nómina, por la vinculación de nuevo personal menor de 28 años de edad.

Si usted desea acceder a estos beneficios y mantenerlos, en Serrano, Figueroa & Rueda lo asesoramos. No deje perder esta oportunidad.